No es inconstitucional lo que se plantea al electorado

Nuestro apoyo es a un proyecto progresista, de cambio para nuestro país y es mucho lo que se logró en el gobierno de Fernando Lugo a favor de la gente excluida socialmente y muchos quieren volver a tenerlo como Presidente de la República. Por ello, estamos luchando por la aprobación de la enmienda de la Constitución Nacional para que Lugo tenga un reaseguro, una garantía para ser candidato en las elecciones del 2018. ¡Nuestra apuesta es Lugo!

¡No es inconstitucional lo que estamos planteando al electorado!

Los medios de comunicación y algunos sectores políticos hablan de la prohibición que hay en la Constitución (art. 290) de no tratar por enmienda/referendo la “duración de los mandatos”, lo que no es cierto; y además dicen que ya se trató el mismo proyecto de enmienda/referendo el 25 de agosto del 2016 y que, según el mismo art. 290 de la CN, el mismo “texto íntegro” no podrá “volver a presentarla o dentro del término de un año”.

En esta ocasión, el texto tratado y aprobado en el Senado, no es el mismo que el de agosto pasado! Buscan confundir y mienten! Es otro proyecto, otro texto, sobre el mismo tema.

El abogado constitucionalista Dr. Juan Carlos Mendonca sostiene “lo que prohíbe el art. 290 es modificar la duración del mandato, no hace referencia a la elección o reelección… la reelección se puede realizar por vía de la enmienda”.

La “duración de los mandatos” no es lo mismo que “reelección”.

“Duración de mandato” es cuánto tiempo le da el pueblo a sus representantes electos, puedan o no ser reelegidos.

En Paraguay el mandato de todos los representantes del pueblo (concejales, parlamentarios, intendentes, gobernadores y presidente) es de 5 años; eso no se va a cambiar, nunca nadie propuso cambiar.

La “reelección” es la posibilidad de que un representante pueda RENOVAR su mandato en una nueva elección y eso ya rige para concejales, parlamentarios e intendentes; aún no rige para gobernadores y presidente.

La reelección no pretende alargar el mandato, sino renovarlo, si el candidato llega a tener los votos necesarios. Por lo tanto, reelección y duración del mandado son conceptos distintos.

La salida a esta situación debe ser pacífica. Rechazamos la salida violenta.

Optar porque se pronuncie la Corte Suprema de Justicia, es dejar todo en manos de 9 personas, sin embargo, en el referéndum, que es una elección normal y general donde se consultará a la gente si desea o no que en nuestro país exista la figura de la reelección para Presidente de la República, todo el pueblo decidirá.

La enmienda decide la gente, con su voto. El Parlamento no decide. Nosotros estamos habilitando para que la gente elija, vote. Los casi 4.000.000 de electores habilitados decidirán si SÍ o NO.

¿Por qué se oponen a que la gente vote? ¿Por qué buscan truncar el proceso antes de que llegue a manos del electorado la decisión final?

¡La mejor solución es este camino, el referéndum!

¡El pueblo es la máxima autoridad de la República!

¡Con el pueblo siempre!

Carlos Filizzola

Presidente