Declaración final del IV Encuentro Político Anual de la Juventud País Solidario

La actual situación del Paraguay es grave, la pobreza bajo el gobierno de Horacio Cartes aumentó, alcanzando un 28% de a población. No existen avances en proveer una verdadera salud gratuita a la población, y la educacion vive un momento crítico, sin grandes inversiones, con aulas que se caen sobre los alumnos, y con un Ministerio de Educación que actua de forma autoritaria, y que solo escucha a los estudiantes si estos realizan medidas de fuerza.

El gobierno neoliberal de Horacio Cartes también eleva la deuda del país cada vez más, emitiendo bonos para supuestas obras de infraestructura que no son observables por la ciudadanía.

Los bonos emitidos demuestran el poco compromiso que tiene la administración Cartes para encarar el problema de la desigualdad fiscal en Paraguay.

El país también vive una crisis ambiental, donde la deforestación reina, el Chaco incluido, viendo miles de hectáreas de bosques deforestarse cada año. A pesar de las numerosas denuncias de la sociedad civil, el gobierno de Horacio Cartes no toma cartas en el asunto, y la deforestación, la contaminación de nuestros ríos y el exterminio de nuestra fauna, son cada día realidades más dolorosas.

Patrimonios naturales como el Cerro León son constantemente amenazados, con pretextos de realización de expediciones científicas, siendo el mencionado lugar un parque nacional.
Es en este contexto que los y las militantes de la Juventud País Solidario se reunen en el IV Encuentro Político Anual, donde los desafios son grandes, pero también las ganas de militar para cambiar la realidad.
Como organización de jóvenes socialistas, es nuestro deber luchar para cambiar la realidad de miles de jóvenes que sufren los embates del gobierno de Cartes, que favorece en su gobierno a un pequeño grupo de privilegiados, dejando de lado a los trabajadores del campo y a ciudad.

El rechazo a impuesto a a exportación de granos, al impuesto al tabaco, y a una fiscalidad más progresiva, bandera de lucha de la JPS y del Frente Guasú demuestra que el gobierno de Cartes pretende favorecer a los grandes sectores empresariales que se enriquecen desde hace décadas, cargando toda la carga fiscal sobre las espaldas de las clases populares y los trabajadores.
Una gran parte de jóvenes se ve obligada a trabajar para poder estudiar, o bien para mantener a sus famliias, debido a a falta de oportunidades, y porque el gobierno de Horacio Cartes no cuenta con políticas para la promoción de un empleo juvenil digno y decente, y de una educación pública, gratuita y de calidad.

El año 2018 será electoral, y las distintas campañas polítícas ya se encuentran en marcha. Como JPS, participaremos con nuestras ideas socialistas, con nuestros ideales de igualdad, libertad, solidaridad de las distintas campañas a los diversos cargos electivos a los cuales se presentará el Partido País Solidario y el Frente Guasu.

Estamos convencidos que la unidad de todas las fuerzas progresistas es de suma importancia para derrotar a la política tradicional conservadora, representada por el Partido Colorado y el Partido Liberal, a la política prebendaria y corrupta que busca mantenerse en el poder para seguir favoreciendo a pequeños grupos oligárquicos e ignorando las necesidades de las grandes mayorías.

La lucha contra la pobreza y a exclusión, y por el desarrollo es fundamental para tener un país más justo, que pueda ayudar a todos sus ciudadanos a expandirse y desarrollarse como personas. En el marco de esa lucha, como JPS, nos solidarizamos y apoyamos a los movimientos sociales, campesinos y estudiantiles que reclaman medidas necesarias como el subsidio a los pequeños productores, la democratización de la universidad, e instituciones secundarias con mayor inversión.

Los sectores sociales, campesinos y estudiantiles movilizados son el mejor motor para lograr cambios estructurales en la sociedad
Ante la crisis ambiental, ponemos sobre la mesa un modelo alternativo de desarrollo, que respete a la naturaleza, que preserve los pocos bosques que aún el Paraguay tiene, que proponga la migración de nuestras urbes a ciudades inclusivas, en las cuales las personas con discapacidad puedan realizar su vida libremente, donde el transporte público sea realmente público, y cumpla su rol liberador de permitir a las personas transportarse, derecho que en la actualidad es negado a muchas personas viviendo en zonas rurales, o en zonas periféricas de las ciudades. Volvamos a poner al humano antes que al lucro.

Ante esta realidad, nos comprometemos a seguir luchando por un Paraguay más justo, equitativo, solidario, donde los jóvenes, los desposeídos y los marginados puedan desarrollarse en libertad, con todos los derechos y con herramientas brindadas por el Estado para poder superar las dificultades existentes.

Como jóvenes socialistas, reafirmamos nuestro camino hacia la igualdad en oportunidad y derechos, para alcanzar el bienestar de todos y todas.

¡Viva la JPS! ¡Viva la Juventud!

DECLARACIÓN FINAL DEL IV ENCUENTRO POLÍTICO ANUAL

RESOLUCION 001-RODNEY MERELES

RESOLUCION 002-JOHANNA ORTEGA

RESOLUCION 003-LUIS PACIELLO